Los hospitales del futuro tendrán una mayor atención personalizada, telemática y basada en datos

Un informe de la consultora PwC pronostica que, en 2035, la atención sanitaria será hiperpersonalizada, digitalizada y alimentada por Inteligencia Artificial (IA). Desde ASHO se asegura que la tecnología y la IA tendrán un papel clave en el desarrollo de los nuevos modelos hospitalarios.

Juli Climent, director de Inteligencia Artificial de ASHO, asegura que “la aplicación de tecnología en el sector sanitario permitirá a los pacientes recibir una atención médica eficaz, rápida y personalizada sin necesidad, en muchas ocasiones, de acudir presencialmente a un centro hospitalario. Será el hospital el que acuda al paciente, y no al revés”.

Ya no serán necesarios solo médicos, sino también expertos en análisis de datos y tecnología, lo que abrirá el mercado laboral. Los expertos en tecnología e Inteligencia Artificial son los que configuraran las herramientas para que el personal de la salud utilice y los pacientes disfruten.

Es imprescindible trabajar con datos fiables. Desde ASHO se recalca como los historiales clínicos son una fuente de sabiduría capaz de entrenar sistemas de machine learning, diseñando patrones que nos permitan adelantarnos, por ejemplo, con sistemas de triaje automatizados.

Para el personal sanitario, estos avances van a suponer reducción de tiempo y agilidad. En concreto, emitir diagnósticos y marcar tratamiento de un modo más rápido y eficiente. Estos nuevos avances se deben concebir como un apoyo para los médicos y hospitales, y no como un obstáculo.

ASHO ha sido noticia en:

Geriatric Area

Noticias.ai

About the author: Julio Tortosa